#8M – MANIFIESTO DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER

Desde el IES Virgen de la Esperanza queremos conmemorar el 8 de marzo, “Día Internacional de las Mujeres” bajo el lema… Construyendo igualdad.

Esta es una fecha señalada de manera especial en el calendario desde que se institucionalizara por decisión de las Naciones Unidas en 1975, pero que lleva reuniendo a personas de todos los continentes desde hace más de 100 años.

Todas las mujeres que alzan hoy sus voces son diferentes, hablan idiomas diferentes y tienen costumbres diferentes, pero comparten la lucha por conseguir unos derechos igualitarios.

Visibilizar a las mujeres desde el ámbito educativo, de manos del profesorado, familias y comunidad educativa en general, es necesario, ya que las generaciones jóvenes deben conocer el proceso de lucha por la igualdad de género. Una educación que empodere, que ponga en valor y no invisibilice a la mujer, ni a la de hoy ni a la de ayer. Una educación donde exista una coeducación real, para formar así personas iguales en derechos y deberes, libres de estereotipos de género.

Las mujeres, en la actualidad, son mayoría en la universidad. En concreto, del total de alumnado que termina los estudios universitarios un 58% son mujeres. Pero las mujeres no están igualmente representadas en todas las titulaciones universitarias, es imprescindible que la comunidad educativa trabaje y luche por conseguir que las mujeres accedan a titulaciones STEM, para que así puedan liderar el futuro de las ciencias, las matemáticas, las tecnologías y las ingenierías.

La célebre Simone de Beauvoir decía: No olvidéis jamás que bastará una crisis política, económica o religiosa para que los derechos de las mujeres vuelvan a ser cuestionados”. Todos los derechos y libertades disfrutados en la actualidad por las mujeres han sido fruto de grandes esfuerzos, que deben ser valorados para seguir la lucha por reducir las desigualdades aún existentes

Aspectos como la corresponsabilidad entre hombres y mujeres en el ámbito familiar, la igualdad salarial, las relaciones sentimentales basadas en el respeto, el liderazgo compartido entre mujeres y hombres en los ámbitos laboral y social, deben sentar sus bases desde el contexto educativo.

Con nuestras voces impregnadas de esperanza también pedimos el cese de todos los tipos de violencia contra las mujeres, las que sufren en todos los lugares del mundo, en todos los ámbitos, en todas partes, por el simple hecho de ser mujeres.

También pedimos que la perspectiva de género impregne todos los ámbitos formativos y laborales de nuestro país. Un nuevo modelo social es necesario, donde los valores humanos sean trabajados desde la mirada de género. Una lucha por conseguir construir unos pilares sólidos para lograr una sociedad más justa, cooperativa e igualitaria.

Cuando las mujeres estén en igualdad de representación que los hombres en todos los ámbitos. Cuando no se las discrimine, cuando no sean tratadas como objetos, cuando no sean violadas, cuando no sean asesinadas por el hecho de ser mujeres, cuando se las nombre y dejen de estar ocultas bajo el discurso de lo masculino como universal, solo entonces dejaremos de celebrar días por la igualdad de género. Hasta entonces, dediquemos este 8 de marzo a las mujeres, pero sin olvidarlas el resto del año. Que el compromiso por la igualdad entre mujeres y hombres y la lucha por conseguirla sea una labor compartida en la que todos y todas nos esforcemos día a día.

“FEMINISTA ES CUALQUIERA QUE RECONOZCA
LA IGUALDAD EN MUJERES Y HOMBRES”
(GLORIA STEINEM)

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *